Hospital Dr. Emilio Vidal Abal

El Asilo Colonial Regional Mixto de Alienados fue proyectado, planeado y ejecutado por la Comisión Asesora de Asilos y Hospitales Regionales, presidida por el maestro Doctor Domingo Cabred, con el fin de dar cumplimiento a la Ley de Previsión y Asistencia Social Nº 4953, promulgada el 28 de julio de 1906.


La función principal de dicho proyecto es un vasto plan de construcciones destinadas a la asistencia más variada: tuberculosos, alienados, palúdicos, alcohólicos, deficientes mentales y morales, leprosos y enfermos generales.Para fundar el Asilo, se trajeron especialistas de Europa para constatar cuál era el mejor lugar y el mejor clima para los pacientes alienados. La fracción de tierra destinada a su ubicación y funcionamiento (600 hectáreas localizadas en el Departamento Tercero Arriba, pedanía de "Los Zorros", localidad de Oliva), fue adquirida por compra a Don Crisólogo Oliva (fundador de la ciudad de Oliva). La respectiva escritura de dominio se firmó en el mes de mayo de 1908, colocándose la piedra fundamental, en conjunto con la Cruz que permanecen frente a la Capilla del Asilo.


Llegado de Buenos Aires (Capilla de Belgrano) de origen español, con la designación de Capellán de la Capilla del Hospital, arribó el Reverendo Padre Máximo Hernando Iglesias que durante muchos años y junto a las Hermanas Carmelitas asistió a los enfermos espiritualmente, como amigo y confidente; los domingos y fiestas religiosas enviaba el mensaje de Dios; ¡tanta devoción! en cada uno de ellos, era admirable ver en sus ojos lágrimas y oír sus cantos de alabanza que servían de ejemplo a todos los feligreses que compartían la santa misa. No se puede olvidar la fiesta de la Virgen Del Carmen, Patrona de la Colonia; todos los 16 de julio se realizaba el oficio religioso, la procesión a la que asistían los enfermos engalanados con ropa de calle, sombreros, alhajas llamativas, flores y después de ella la fiesta con bailes, golosinas; todo sonrisas, esperando la sirena que llamaba al reposo.


El 4 de julio de 1914, se lo inaugura con la llegada de treinta monjas españolas de la orden de las Carmelitas Descalzas, y treinta pacientes de la Capital Federal que llegaron en tren pertenecientes a los manicomios de Capital Federal (Hospicio de las Mercedes con la Colonia de Open-Door y el Hospital Nacional de Alienados con su Colonia anexa de Lomas de Zamora); y así sucesivamente comenzaron a llegar enfermos de Capital Federal, de la Provincia de Buenos Aires, de territorios del Sur, y eventualmente, el aporte de todo el país. En estos tiempos se cambió el nombre y se lo llamó "Asilo Regional Mixto de Alienados".


En el año 1923, se realizaron obras de ampliación en la sección mujeres y posteriormente la habilitación de las manzanas de las Villas de ambas secciones, varones y mujeres. En efecto, la situación de hacinamiento en los manicomios metropolitanos, se solucionó momentáneamente con la habilitación de este Asilo. De este modo fue como comenzó a desarrollarse un fuerte crecimiento en infraestructura.


El Asilo de Oliva, tal cual fue planeado y ejecutado, no fue producto de la improvisación ni ensayo, se pusieron en práctica nuevos principios y objetivos que eran revolucionarios para la época y que consistían en el Tratamiento en libertad (modo Open-Door), resultado de las investigaciones de Pinel en Francia, por un lado, y el "Non-restrain", adjudicado a Conolli, el cual consistía en la supresión de todo medio de contención mecánica, como el uso de la sujeción, el encierro y la vigilancia.