Documentación

Desde sus orígenes, la historia de Oliva se ha mostrado un sostenido interés por la difusión de sus trabajos de investigación y actividades, a través de numerosas publicaciones realizadas por el gran Historiador e hijo de nuestra ciudad, Edgardo Mosca; siendo el eslabón fundamental en conectar la historia de los primeros pasos de Oliva con el despertar del interés de cada ciudadano en tener aferrados los conocimientos y recuerdos de nuestra esencia y sentido de pertenencia.

El 17 de agosto de 1970 por iniciativa del Dr. Oscar René Chamale, en su momento Director de Cultura de la ciudad, se inaugura en la Biblioteca Popular “Juventud Unida” la Exposición Permanente de Ciencias Naturales y del Hombre siendo éste el puntapié inicial del museo de la ciudad de Oliva, funcionando en ésta hasta 1979.

En 1980 el municipio alquila el inmueble sobre calle Roque Saenz Peña a la familia Gastaldi, donde funciono el Museo de Ciencias Naturales y del Hombre conjuntamente con los talleres culturales. Fue una época donde la Cultura tuvo un papel preponderante, con participación activa de pintores, escultores, músicos, taxidermistas, coleccionistas y público de la ciudad que visitaba todos los domingos la muestra.

En la década de 1990, la casa de la Cultura se traslada a la propiedad de calle San Lorenzo donde continúa el funcionamiento de algunos talleres y la preservación de piezas históricas. Con el paso del tiempo se transformó en un depósito donde muchas piezas sufrieron deterioro y debieron ser desechadas, otras retiradas por sus donantes debido a que ya no eran expuestas y muy pocas se mantuvieron correctamente.

En 2010 por iniciativa del CENMA Oliva y con motivo de la celebración del Bicentenario de la Revolución de Mayo, recuperan y restauran estos objetos para exhibirlos en un Espacio Museológico en el marco de un proyecto institucional. Una vez finalizada esta muestra los objetos vuelven a la Dirección de Cultura donde fueron preservados hasta la actualidad.

Hoy con los recursos que la tecnología nos brinda y ante la dificultad de mostrar nuestro patrimonio histórico en un espacio físico adecuado, tenemos la posibilidad de desarrollar el Museo de Oliva Virtual, un escenario dinámico y abarcativo, donde todos aquellos interesados en resguardar las piezas históricas de la ciudad logran tener un acceso directo y libre.